25 octubre 2013

¡Clásico! ¿Sábado?

Este sábado el Real Madrid y el Barcelona disputan un clásico más correspondiente a la jornada 10 de la Liga. Los blancos, con un día menos de recuperación después de jugar Champions buscan ligar el 5to partido consecutivo sin conocer la derrota ante el eterno rival.


Poco se habla de la fecha que se ha escogido para acoger este encuentro, ¿A quién se le ocurre ponerlo un sábado después de que el Madrid haya jugado ante la Juventus el miércoles? Son apenas dos días de recuperación que tendrá el conjunto madridista para después pisar el Camp Nou.

Con la semana siguiente libre de compromisos, el domingo era el día ideal; favoreciendo el espectáculo y dejando a los dos equipos en una mayor igualdad de condiciones. Pero no, que el Madrid tenga apenas respiro le importa un bledo al comité de competición.

¿Qué es lo grave?
Lo grave no es que el partido sea sábado, lo grave es el doble rasero que existe para juzgar lo mismo. ¿Qué hubiera pasado en caso de que fuese el Barcelona el que hubiese jugado el miércoles en la competición europea?. Basta con retroceder 3 años, por aquel final de noviembre de 2010 el Barcelona tuvo que afrontar su partido de Champions el día miércoles ante el Panathinaikos en Athenas (el Madrid había goleado en Amsterdam al Ajax por 0-4 el día martes). Curiosamente, ese domingo (que era el día más sensato para jugarlo) en la ciudad condal existían elecciones para el parlamento de cataluña y el Barcelona se opuso a la idea de jugarlo dicho día para no mezclar dos eventos de gran importancia.

Hasta ahí todo bien, ¿Entonces el sábado no? Pues resulta que tampoco, en la mente culé y del comité de competición no existía la idea de darle solo dos días de descanso al Barcelona, era inapropiado, inoportuno y desde luego iba en contra del espectáculo y del físico de los jugadores catalanes. El directivo cule Manuel Arroyo manifestó en su momento que "lo importante era no jugarlo sábado".

Todo aquel movimiento por tierra, mar y aire que montó el equipo culé terminó teniendo frutos, y el partido por primera vez en la historia de los clásicos se jugó ¡un día lunes!, favoreciendo a los caprichos que el Barcelona reclamó. A día de hoy, con la misma situación, e incluso sin tener ningún inconveniente a que el partido se celebre el día domingo se jugará el sábado. Ahora es cuando no importa el físico de los jugadores madridistas, ni el espectáculo, ni nada.

¿Qué más quieres que te de Sandro?

Convocatoria del Real Madrid:

Porteros: Diego López, Casillas, Jesús.
Defensas: Varane, Pepe, Ramos, Marcelo, Arbeloa, Coentrao, Carvajal, Nacho.
Medios: Khedira, Casemiro, Modric, Bale, Di María, Illarramendi, Isco.
Delanteros: Ronaldo, Benzema, Jesé, Morata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus mensajes no son moderados creyendo en tu educación. Si deseas comentar y no tienes cuenta de Google/Blogger, en comentar como: selecciona la opción:Nombre/URL.


¿Eres un verdadero Madridista?