18 julio 2010

Decálogo de Juanito

Es hora de recordar a Juan Gómez Juanito, ídolo dentro y fuera del campo, que se ganó a la afición blanca una y otra vez durante su época como futbolista. Y que entre otras cosas dejó plasmada la frase a la cual el fondo sur hizo un mosaico en su memoria hace ya un par de años. La frase original era:

"El único estimulante que me dieron en el Real Madrid fué la camiseta blanca"

Navegando me encontré con el "Decálogo de Juanito para Grandes Remontadas", que sin duda ha sido una de las cosas que ha caracterizado al club de Chamartín durante toda su historia y que ha hecho vibrar a todo el madridismo con remontadas históricas. Disfrutad de él.

Decálogo de Juanito para Grandes Remontadas

1.- En el autocar de vuelta, hace quince días -así se jugaba la Copa de Europa-, ya había que ir hablando de machacar al contrario.

2.- Durante la semana, recordar que se va a lograr. Camacho lo escribía en la pizarra cada día.

3.- Intimidar al rival en el mismo túnel a través de miradas penetrantes y gestos desafiantes. (Como os imagináis, no lo cuenta todo)

4.- En el sorteo con el árbitro, pedir el saque inicial. El rival no debe "tocarla" ni al principio.

5.- La primera jugada tiene que acabar en la línea de fondo o arrancar un grito desde la gradas.

6.- Hacer la primera falta del partido. Si es dura e intimida al contrario, mejor.

7.- Hacer el primer disparo. No importa que vaya fuera si hace ruido cuando choca con la valla publicitaria.

8.- Acortar el descanso y volver al campo antes de que lo diga el árbitro. Siempre metiendo prisas.

9.- Trazar una línea imaginaria en campo propio y procurar que de ahí no pase el rival.

10.- Actuar al máximo de revoluciones y contagiar al público con ello.

Fuente: La Ducha

.

1 comentario:

  1. Que bonita foto. Me recuerdo este partido como si fusera ayer.

    ResponderEliminar

Tus mensajes no son moderados creyendo en tu educación. Si deseas comentar y no tienes cuenta de Google/Blogger, en comentar como: selecciona la opción:Nombre/URL.


¿Eres un verdadero Madridista?